La piña es uno de los mejores potenciadores naturales de la pérdida de peso. Contiene valiosas enzimas que facilitan la quema de grasa y fibra dietética, lo cual es una ayuda invaluable en el proceso de reducir el exceso de peso. ¡Echa un vistazo a cómo funciona la piña para perder peso y conoce recetas interesantes que la incluyen!

Piña – propiedades nutricionales y pro saludables

Esta fruta exóticaque procede de Sudamérica se la aprecia no solo por su excelente y refrescante sabor, sino también, y quizás sobre todo, por su excepcional valor nutritivo y su efecto beneficioso en el organismo. Contiene numerosas vitaminas y minerales, entre los cuales la bromelina es particularmente importante. Es una enzima compuesta por sustancias con efectos antitrombóticos, antiinflamatorios y analgésicos.

La bromelina se utiliza en medicina y cosmética. Alivia los estados inflamatorios de las articulaciones, lesiones, y sobre todo, que es importante para las personas que pierden peso, al participar en la descomposición de las proteínas, favorece la digestión y también inhibe la formación de células grasas.

Hay más beneficios de comer piña. Contiene grandes cantidades de vitamina C, vitamina A y betacaroteno, vitaminas del grupo B, ácido fólico y tiamina, manganeso, potasio, hierro, cobre, calcio y fibra dietética. La abundancia de valiosos nutrientes hace que la piña tenga un alto potencial antioxidante, combatiendo los radicales libres tiene un efecto anticancerígeno, apoya la inmunidad del cuerpo, retrasa el proceso de envejecimiento.

La riqueza de vitamina C y la presencia de otras sustancias hacen que esta fruta tenga un efecto preventivo, por ejemplo, en cuanto a la posibilidad de osteoporosis, así como un efecto terapéutico en enfermedades como infecciones virales y bacterianas, enfermedades respiratorias, trastornos nerviosos y frecuencia cardíaca.

Echar un vistazo: 7 maneras de preparar comidas bajas en calorías

Piña para adelgazar

Cabe destacar que la piña, con sus numerosos valores gustativos y saludables, tiene al mismo tiempo un bajo valor energético. Consiste principalmente en agua, no tiene grasa, pero tiene mucho azúcar, por lo que las personas que sufren de diabetes deben limitar su consumo. Un trozo de piña fresca solo tiene unas 40 kcal, pero esto no es solo lo que la hace atractiva. Si se ha hablado mucho de la influencia de la piña en la pérdida de peso últimamente, es principalmente porque, debido a su composición única, tiene propiedades que favorecen la pérdida de peso.

La bromelina, que facilita la descomposición de proteínas, grasas y almidones, acelera el metabolismo y previene la acumulación de tejido graso. Además, esta enzima juega un papel importante en la purificación del cuerpo. Mejora la microcirculación y ayuda a eliminar el exceso de líquidos del cuerpo.

La fibra dietética, que es parte de la fruta, también es importante para el proceso de pérdida de peso:

  • En primer lugar, tiene un efecto calmante en los intestinos, normalizando su función y previniendo los trastornos de la excreción, es decir, el estreñimiento o la diarrea
  • En segundo lugar, por naturaleza es baja en calorías y, al llenar eficazmente el estómago, da la sensación de saciedad y reduce así el apetito.
  • En tercer lugar, es un nutriente para las bacterias útiles y esenciales que forman la microflora intestinal y, a su vez, absorbe sustancias nocivas, lo que también es importante para la purificación y el mejor funcionamiento del cuerpo.

Los nutricionistas indican que el consumo de piñas será particularmente efectivo para las personas que han terminado un tratamiento de pérdida de peso y quieren evitar el efecto rebote. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que todas las propiedades valiosas están relacionadas principalmente con la fruta fresca. Las piñas enlatadas, aunque algunas personas las consideran más sabrosas, son, como todas las frutas y verduras tratadas térmicamente, menos valiosas, pero más calóricas debido al jarabe de azúcar en el que se conservan.

Leer también: Pomelo para perder peso

Contraindicaciones para el uso de preparados de piña

Dado que la bromelaína influye activamente en la secreción bronquial, el consumo de piña, especialmente los suplementos de piña, debe consultarse con un médico en caso de enfermedades pulmonares como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o la fibrosis quística.

También se debe tener cuidado al tomar antibióticos, ya que la bromelaína aumenta el efecto de los antibióticos, lo que puede llevar a complicaciones graves.

Finalmente, la fibra dietética puede interferir con la absorción de otros medicamentos, por lo que se recomienda que se tome al menos dos horas de pasua entre toma de la preparación y la piña.

Descubrir: ¿Qué hay que comer para perder peso?

Piñas – recetas dietéticas

Ensalada dietética con pollo, apio, pimiento y maíz

Ingredientes:

  • piña entera
  • doble filete de pechuga de pollo
  • yogur natural
  • apio acanalado (dos ramitas)
  • pimiento rojo
  • maíz (aprox. media lata)
  • diente de ajo
  • dos cucharadas de aceite para freír
  • sal, un poco de azúcar al gusto, o una cucharada de kétchup picante

Preparación:

Cortar el filete de pollo en cubos, sazonar con sal y especias a gusto y freír hasta que se ablande en aceite. Cortar en cubos la parte comestible de la piña, el pimiento y el apio. Poner todo en una ensaladera y añadir el maíz. Mezclar los ajo exprimido en la prensa con el yogur, verter la ensalada y remover suavemente. Puedes sazonar con kétchup o jugo de limón y un poco de azúcar.

Aromática piña a la plancha

Ingredientes:

  • piña entera
  • una cucharadita de jengibre recién rallado
  • jugo de medio limero
  • una cucharada de mantequilla
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • una pizca de canela

Prepraración:

Cortar la piña pelada en rodajas. Mezclar el jugo de limero, el jengibre, la canela y el azúcar en una pasta de consistencia uniforme. Cubrir las rodajas de piña con pasta, colocar cada una por separado en trozos de papel de aluminio para hornear, colocar un poco de mantequilla encima y envolverlas bien. Asar por unos 10 minutos.

Fácil postre dietético con piña y yogur

Ingredientes:

  • una mitad de piña fresca
  • yogur natural
  • cucharadita de cacao
  • escamas de almendra

Preparación:

Cortar la piña en cubos y ponerla en un recipiente de vidrio. Verter el yogur, espolvorear con cacao y escamas de almendra. Enfriar ligeramente.

Copos de avena con piña y leche de coco

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de copos de avena
  • 3 rebanadas de piña fresca
  • medio vaso de leche de coco
  • vaso de agua incompleto
  • jarabe de cactus
  • un puñado de nueces, pistachos o almendras tostadas

Preparación:

Hervir el agua, añadir los copos y un poco de sal, cocer revolviendo a fuego lento durante unos 15 minutos. Luego verter la leche de coco y cocer un rato. Poner la piña picada en los copos, verter el jarabe por encima y espolvorear con frutos secos.

Sorbete de piña – una alternativa dietética a helados tradicionales

Ingredientes:

  • 1 piña grande y madura
  • 2 cucharadas de miel
  • medio limón
  • ¼ vaso de agua hervida

Preparación:

Pelar la piña, separar la parte comestible, cortarla en trozos pequeños, mezclar con agua fría y zumo de limón. Luego añadir miel y mezclar bien. Tapar y poner en el congelador durante unas horas, pero retirar el sorbete cada hora y mezclar bien para que no se formen grumos de hielo.

El poder adelgazante de la fruta y los probióticos en una sola cápsula: Probiox Plus