Pepinos de chucrut – propiedades y valor nutritivo

Crujiente, refrescante, agradablemente agrio – por lo general comemos pepinos encurtidos debido a sus cualidades gustativas, nadie piensa en el hecho de que comemos un espécimen sano rico en ingredientes valiosos. En los pepinos encurtidos podemos encontrar vitamina K en una gran dosis, responsable de la correcta coagulación de la sangre, así como una serie de otras vitaminas: vitamina C, el fortalecimiento de la inmunidad y los vasos sanguíneos, el cuidado de la bella piel y el cabello y las uñas fuertes, la vitamina A, vitamina E, o vitamina E de la juventud, la mejora de la condición del sistema nervioso, vitaminas del grupo B. También tenemos aquí toda una gama de bioelementos que protegen el buen funcionamiento del organismo: calcio, potasio, magnesio, fósforo, sodio, hierro, zinc, cobre, manganeso.

Lo que es importante, los pepinos encurtidos contienen grandes cantidades de fibra dietética y capas enteras de probióticos – ambos afectan el funcionamiento adecuado de nuestros intestinos y apoyan el proceso de pérdida de peso. Tampoco faltan los fitosteroles, que contribuyen a reducir el nivel de colesterol malo y los antioxidantes (por ejemplo, las antocianinas) con propiedades anticancerígenas y antienvejecimiento.

Encurtidos y probióticos

Tanto los pepinos de ensilado como otros ensilados (p.ej. chucrut, remolacha de ensilado) son una excelente fuente de probióticos, es decir, bacterias de ácido láctico que habitan en nuestros intestinos, donde actúan como guardianes naturales de un sistema inmunológico fuerte. Otros productos que incluyen probióticos incluyen productos lácteos fermentados como kefirs, yogures, requesón, suero de leche, así como ácido de pan, bebidas vegetales fermentadas y productos de soja fermentados (por ejemplo, tempeh).

Las bacterias probióticas realizan muchas tareas en el sistema, incluyendo la protección contra hongos y microorganismos que causan varios tipos de infecciones y enfermedades, regulan los procesos digestivos, previenen los trastornos digestivos, apoyan el ritmo adecuado de las deposiciones, alivian los síntomas de alergia e intolerancia a los alimentos, mejoran la función intestinal y reducen la inflamación en su área. Además de crear una flora bacteriana saludable y apoyar la resistencia del cuerpo en muchos niveles, los productos ricos en probióticos también ayudan a eliminar toxinas del cuerpo y a eliminar el exceso de peso en kilogramos.

Desafortunadamente, a pesar de los indiscutibles beneficios de las bacterias probióticas, en general nuestra dieta es demasiado pobre para ellas, lo que a menudo afecta negativamente a nuestra salud. Por lo tanto, si queremos fortalecer nuestro sistema inmunológico, regular los procesos digestivos, apoyar a los intestinos en su trabajo e impulsar el proceso de reducción del sobrepeso, vale la pena empezar a buscar sistemáticamente tanto pepinos encurtidos como otros productos que contengan bacterias lácticas.

Lea una revisión de un reductor de grasa con probióticos: Probiox Plus

Pepinos en escabeche – calorías

Consumiendo pepinos encurtidos, incluso a menudo y en grandes cantidades, no tenemos que preocuparnos por un posible aumento de peso. El pepino es básicamente uno de los vegetales menos calóricos, porque consiste principalmente en agua. El pepino fresco contiene sólo 14 kcal en 100 g y el pepino encurtido es aún menos calórico, ya que los azúcares de la hortaliza se convierten en ácido láctico durante el proceso de encurtido. En 100 g de pepino encurtido sólo encontramos 12 calorías. Esto significa que si comes un pepino encurtido de tamaño mediano, le das a tu cuerpo alrededor de 7 kcal, si comes 5 pepinos, sólo consumes 35 kcal – estas son cantidades realmente insignificantes.

También cabe destacar que los pepinos encurtidos tienen un bajo índice glucémico, por lo que no provocan saltos bruscos de azúcar en sangre, y por tanto no afectan a la acumulación de tejido graso. Por lo tanto, se pueden añadir con éxito al menú de muchas dietas de adelgazamiento, especialmente aquellas en las que los productos con bajo contenido de carbohidratos y bajo índice glucémico (por ejemplo, la dieta Montignaca, la dieta South Beach) marcan la pauta.

Se puede afirmar con toda seguridad que los pepinos encurtidos son totalmente seguros para nuestra silueta. ¿Y qué hay de los pepinos enlatados, que también son un bocadillo muy popular?

Los pepinos en conserva tienen un poco más de calorías que los pepinos en escabeche, ya que 23 kcal en 100 g. El aumento de este valor está influenciado por el proceso de marinado. La inundación de vinagre contiene azúcar, que inevitablemente también penetra en el vegetal. Las 23 calorías son todavía pequeñas, por lo que los pepinos en conserva son tan seguros para la figura como los pepinos encurtidos. Sin embargo, son incomparablemente más pobres que ellos en términos de valor nutricional. Como resultado del marinado en vinagre se les cortan las vitaminas y los minerales. Tampoco contienen probióticos de valor incalculable.

Encurtidos encurtidos para adelgazar

Son bajos en calorías, fáciles de digerir y son perfectos para los menús de una dieta de adelgazamiento. Gracias a la fibra que contienen, dan la sensación de saciedad, reducen el apetito y previenen los ataques de hambre de los lobos. Gracias a los probióticos presentes en ellos, aceleran el metabolismo e inhiben el proceso de acumulación de grasa. También ayudan a limpiar eficientemente el cuerpo de toxinas, y el cuerpo purificado se las arregla para perder el exceso de peso más fácil y rápidamente.

Las bacterias del ácido láctico y la fibra dietética, que no carecen de pepinos encurtidos, también realizan otro trabajo importante para los adelgazadores, a saber, tienen un efecto beneficioso en los intestinos, mejoran su trabajo, regulan el ritmo de las deposiciones, previenen el estreñimiento, la flatulencia, la producción excesiva de gases y otros trastornos gastrointestinales. De esta manera nos ayudan a eliminar la desagradable sensación de saciedad y pesadez, a eliminar el efecto de un estómago hinchado y protuberante y a adelgazar la zona de la cintura.

En resumen, los pepinos encurtidos ayudan a perder peso porque…:

  • ayudan a desarrollar una microflora bacteriana saludable;
  • apoyan la motilidad de los intestinos;
  • contribuyen a una menor absorción de grasas de los alimentos;
  • …para ayudar a limpiar el cuerpo de toxinas;
  • estimular el metabolismo;
  • suprimir el apetito, darte una sensación de saciedad.

Vale la pena señalar que no sólo los pepinos en sí, sino también el jugo de pepino en escabeche tienen propiedades adelgazantes y promotoras de la salud. Ambos productos pueden ayudar a reducir la pérdida de peso, pero como una adición en lugar del método principal de pérdida de peso. Si queremos deshacernos del sobrepeso de forma rápida y eficaz, es mejor actuar de varias maneras: aplicar una dieta ligera con un contenido calórico reducido, tomar productos probióticos (como pepinos y chucrut, agua de pepinos en escabeche, zumo de chucrut, zumo de chucrut, zumo de chucrut, suero de mantequilla, kéfir, yogur), introducir la forma de actividad física que le guste y tomar suplementos dietéticos que aceleren la reducción de los tejidos grasos.

Cheque clasificación de las tabletas adelgazantes más eficaces

Cómo preparar los pepinos – una receta simple para un bocadillo sabroso

Los mejores encurtidos son los caseros. Si los prepara usted mismo, puede estar seguro de que no fueron tratados con conservantes y que el proceso de decapado fue natural. Los productores de pepinos encurtidos a veces les añaden vinagre u otros aditivos, que desgraciadamente reducen el valor de las conservas. Así que si tenemos que usar pepinos encurtidos comprados, siempre vamos a leer las revistas en el envase. Sin embargo, si queremos preparar pepinos encurtidos en nuestra propia cocina, le sugerimos que utilice la siguiente receta: es simple y garantiza pepinos encurtidos realmente sabrosos, aromáticos y excepcionalmente sanos.

Ingredientes:

  • gres decapado
  • aprox. 2 kg de pepinos frescos, agradables, no demasiado grandes
  • sal gema (1 cucharada por litro de agua)
  • media bombilla de ajo
  • un manojo de eneldo con copas y tallos
  • 4 hojas de laurel
  • un puñado de granos de hierba inglesa
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza
  • raíz de rábano picante
  • varias hojas de cereza, grosella o rábano picante (ingrediente opcional)

Preparación:

El decapado de pepinillos comienza con un lavado a fondo. Pelar la raíz del rábano picante, enjuagar y cortar en trozos pequeños. Enjuagamos el eneldo. Dividir el ajo en dientes de ajo, pelar de la cáscara. Hierva el agua en una olla, añada sal, pimienta de Jamaica, hojas de laurel y mostaza. Mezclamos, quitamos el agua del gas.

En un suelo de gres limpio y seco, coloque los pepinos, bien apretados y horizontalmente. Entre cada capa ponemos eneldo, ajo, raíz de rábano picante y hojas opcionales de rábano picante, cerezas o grosellas. Ligeramente enfriado, pero aún así con agua tibia y especias se vierten los pepinos. Le pusimos un poco de eneldo encima. Cubrirlo con un plato (debe caber en el interior del gres), cargarlo con una piedra o un frasco de agua. Después de unos 3 días obtendremos pequeños pepinos salados, con cada día los pepinos serán más y más encurtidos.

Pepinos de chucrut – recetas para adelgazar

Los pepinos de chucrut son una excelente adición a las pastas, requesón, bocadillos, ensaladas, ensaladas, ensaladas, ensaladas y sándwiches – añaden a su acidez, crujiente y fuerte carácter. También se pueden utilizar para enriquecer cócteles de adelgazamiento de una licuadora – son interesantes, por ejemplo, con manzanas, calabacines, hojas de espinacas, coles, rábanos, tomates. Además, algunos cócteles también son adecuados para el zumo de pepino encurtido. En cuanto a los platos calientes, el ejemplo más famoso es la sopa de pepino, aunque también podemos añadirla a los asados, horneados, fritos y guisados. Estos son algunos ejemplos de platos de pepino encurtidos, ideales para personas que pierden peso:

Ensalada de arroz integral, pepinos encurtidos, jamones, guisantes, arvejas y guisantes

Ingredientes:

  • 1 saco de arroz integral cocido
  • 5 pepinos encurtidos
  • aproximadamente 150 g de magro de cerdo o jamón de ave
  • 1 pimiento rojo o amarillo
  • una lata de guisantes en lata
  • medio manojo de cebollinos
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 2 cucharadas de yogur griego
  • 1 cucharadita de miel
  • Sal, pimienta negra.

Preparación:

Los pepinillos, el jamón y los pimientos se cortan en dados. Los cebollinos son picados. Vierta el arroz hervido y enfriado en una ensaladera grande, agregue los guisantes y los pepinos picados, el jamón, el pimentón y el cebollino. Salar ligeramente y follar, remover suavemente. En un recipiente aparte preparamos yogur, mostaza, miel, sal y salsa de pimienta. Vierta la salsa terminada en una ensaladera con la ensalada y mezcle. Si es necesario, sazone al gusto.

Caballa ahumada, queso blanco y pasta de pepino en escabeche

Ingredientes:

  • media caballa ahumada
  • aproximadamente 150 g de queso blanco (semigraso o magro)
  • medio manojo de perejil
  • sal, pimienta picante, pimienta
  • 1-2 cucharadas de queso natural homogeneizado

Preparación:

Sacar la caballa del hueso y desmenuzarla con un tenedor. Añadir el queso blanco y desmenuzarlo con un tenedor. Añadir una cucharada de queso natural homogeneizado (opcionalmente yogur natural), mezclar. Intentamos combinar el queso y el pescado en una sola pasta. Cortar los pepinos en dados pequeños, picar el perejil, añadir los dos ingredientes a la pasta. Añadir otra cucharada de queso o yogur, sal, pimienta y pimienta. Nos mezclamos a fondo.

Ensalada de chucrut, zanahorias, manzanas con una nota picante

Ingredientes:

  • 5 pepinos encurtidos
  • 2 zanahorias medianas
  • pedazo de puerro (parte blanca)
  • 1 manzana
  • 1 pimiento picante (fresco o en salmuera)
  • sal, azúcar (o xilitol) al gusto
  • 1 cucharada de aceite o aceite

Preparación:

Ralle pepinos, zanahorias y manzanas en un rallador con ojos grandes. Es hora de cortar en anillos. Picaremos los pimientos finamente. Combine todas las verduras, añada aceite o aceite, sazone con sal y azúcar (o xilitol).