Recientemente, ha aparecido un nuevo medicamento para la pérdida de peso que ha despertado gran interés. Mysimba es un producto de prescripción sintética aprobada este año por la Agencia Europea de Medicamentos destinado a los adultos que sufren de sobrepeso y obesidad. Mysimba afecta ciertas áreas del cerebro, reduce el apetito y ayuda a reducir el peso corporal, al mismo tiempo que aumenta la producción de endorfinas, aumentando así la autoestima y mejorando el estado de ánimo.

Mysimba – propiedades y funcionamiento

Pastillas adelgazantes Mysimba es un producto específico, mucho más fuerte que los populares suplementos dietéticos que ayudan en el adelgazamiento. El preparado incluye dos sustancias activas, el bupropión y la naltrexona, que anteriormente se utilizaban por separado en el tratamiento de otras enfermedades: depresión, dependencia del alcohol, nicotina y opioides.

Esta vez ambas sustancias se han combinado en un producto específico para la lucha contra la obesidad, utilizado en situaciones en las que el índice de masa corporal es igual o superior a 30. Esta combinación hace que ambos ingredientes activos se complementen entre sí, dando mejores resultados en forma de reducción del apetito y, en consecuencia, la pérdida de peso.

El concepto del uso de sustancias que influyen en el cerebro en el tratamiento de las adicciones se debe al hecho de que en muchos casos la obesidad está motivada psicológicamente y es el resultado de una especie de adicción a la comida. Se está convirtiendo en algo más que una forma natural de proporcionar al cuerpo los ingredientes necesarios para la vida. Por otro lado, es un método para aliviar las emociones negativas y entregar placer a uno mismo.

Por lo tanto, como en el caso de otras adicciones, los adictos no pueden negarse a comer, tratándolos como una especie de estimulador del estado de ánimo.

El medicamento para adelgazar Mysimba afecta el llamado sistema de recompensa en el cerebro, que es responsable de la sensación de placer. Tanto la naltrexona como el bupropión también afectan al centro del hambre y la saciedad en el cerebro. No solo bloquean el apetito, sino que también contribuyen a aumentar la producción de endorfinas, es decir, las hormonas de la felicidad, mejorando el estado de ánimo y la confianza en sí mismo, lo que es de gran importancia en el caso de las personas obesas que luchan con la obesidad.

Además, el bupropión, al intensificar la secreción de dopamina, estimula las actividades del cuerpo, contribuyendo al aumento del gasto energético, lo que acelera el proceso metabólico.

Mysimba – opiniones de pacientes y especialistas

Si bien los estudios han confirmado una cierta eficacia de este producto, mejor dicho, que después de 16 semanas de tratamiento, se observó una disminución del peso corporal del 5 al 10% en la mayoría de los pacientes, hay que señalar que se trata de un fármaco fuerte, que afecta al sistema nervioso central y provoca una serie de reacciones psicofísicas, que no son necesariamente desedas. Por lo tanto, es un medicamento disponible únicamente con receta médica y debe tomarse bajo la supervisión de un médico.

Los expertos también subrayan que, a pesar de su fuerte acción, los efectos deseados solo se lograrán si el medicamento se combina con una dieta saludable y actividad física.

Entre las opiniones sobre Mysimba podemos destacar las positivas, resaltando sobre todo la reducción del apetito y una mejor motivación para perder peso. Sin embargo, también hay voces que afirman la falta de resultados esperados, e incluso la aparición de efectos indeseados muy desagradables.

Hasta cierto punto, la eficacia del preparado y la tolerancia para su adopción depende de las condiciones individuales, sin embargo, debe subrayarse que ciertamente no es una medicina para todos. No hay duda de que no debe ser tomado por personas con hipertensión, insuficiencia renal, trastornos hepáticos, angina de pecho y después de un infarto, las personas que sufren de diabetes, depresión, epilepsia.

En cuanto a los efectos secundarios, la amenaza más grave pueden ser las crisis epilépticas, pero también la estimulación psicomotora, los ataques de ansiedad y el insomnio. También pueden presentarse dolores de cabeza y dolor abdominal, estreñimiento, náuseas y vómitos, dolores articulares y musculares.

No es sin razón que Mysimba son pastillas adelgazantes recetadas, además, los médicos están obligados a seguir estrictamente el procedimiento y rellenar una tarjeta de control especial al sacarlas. La terapia en sí también debe estar sujeta a supervisión, y las condiciones para su continuación o interrupción están estrictamente definidas.

Mysimba – precio del producto

El medicamento no es barato. Un paquete cuesta alrededor de 95 €, mientras que es suficiente para alrededor de 5 semanas, no obstante, la primera etapa del tratamiento suele durar 16 semanas. Es más, porque después de ese tiempo el médico tiene que decidir sobre su eficacia y decidir si suspenderla (si el peso no ha disminuido en al menos un 5%) o continuar con ella, en caso de tratamiento posterior tendremos que gastar mucho más dinero.

¿Un medicamento sintético que afecta al cerebro o un producto que ayuda a adelgazar de modo natural?

Cada uno tiene que responder a esta pregunta por su cuenta. Todo depende de las expectativas y preferencias individuales y, en gran medida, del estado de salud. Vale la pena tener en cuenta tanto ciertas restricciones en el uso de Mysimba, así como los riesgos asociados con el mismo.

Las personas que uutilizar métodos naturales que las medicinas sintéticas tienen a su disposición una amplia gama de suplementos dietéticos que favorecen el adelgazamiento, basados en ingredientes vegetales y absolutamente seguros para la salud. Uno de ellos es Green Barley Plus, una combinación de dos ingredientes conocidos por su eficacia: extracto de cebada verde joven y garcinia cambogia.

La cebada verde, cosechada en las primeras etapas de la vegetación, es un verdadero tesoro de valiosos nutrientes: vitaminas y minerales, aminoácidos, enzimas y hormonas, antioxidantes y fibra dietética. No sólo aporta al organismo sustancias importantes y necesarias, sino que, gracias a la fibra, frena el apetito y favorece un metabolismo más rápido y mejor. Además, limpia el cuerpo de toxinas y, sobre todo, no constituye ningún riesgo para la salud.

La garcinia gambogia, también conocida como tamarinto o mangostán, es una planta tropical con propiedades adelgazantesconocida desde hace siglos. Gracias a la presencia de ácido hidroxicítrico mejora el metabolismo de los carbohidratos y acelera significativamente la quema de grasas. Al mismo tiempo, la planta también reduce el apetito. Todos estos factores tienen un efecto significativo en la reducción de peso.

La combinación de ambos ingredientes naturales en un solo suplemento da un doble efecto y contribuye a un proceso de pérdida de peso más efectivo, al mismo tiempo que mantiene la seguridad de la salud en las personas que usan el suplemento.