Desde hace algún tiempo, el cistus goza de gran interés como hierba con un efecto prosaludable multidimensional. Se dice que tiene un impacto significativo en la inmunidad, su papel en la prevención del cáncer, la lucha contra los microorganismos y, finalmente, como una ayuda para adelgazar. ¿Es el cistus realmente un buen remedio contra casi todas las molestias?

El cistus – propiedades prosaludables

El cistus es un arbusto de hoja perenne que se encuentra de forma natural en Asia Occidental y el Mediterráneo, con flores delicadas, blancas o rosadas. Se lo cultiva en jardines como planta ornamental y con fines medicinales. La medicina a base de hierbas utiliza hojas de cistus, que en realidad tienen muchas propiedades para la salud. Son principalmente ricas en polifenoles, que actúan como antioxidantes contra los radicales libres dañinos y que apoyan una serie de procesos beneficiosos para la salud.

La neutralización de los radicales libres causa no solo el bloqueo del desarrollo de diversas enfermedades, sino también el apoyo al sistema inmunológico, la inhibición de la secreción de histamina y, por tanto, la minimización de las reacciones alérgicas, el apoyo al funcionamiento del sistema cardiovascular o la eliminación de los estados inflamatorios en el cuerpo. El cistus también sirve para nuestra belleza – mejora el metabolismo y la condición de la piel, limpia y rejuvenece el cuerpo.

El cistus – actúa en muchos niveles

Probablemente no hay ninguna planta con un efecto más universal. Contiene más antioxidantes que el té verde o el vino tinto y, al mismo tiempo, no tiene ingredientes que causen efectos secundarios. El principal dominio de sus efectos es el fortalecimiento de la inmunidad natural del cuerpo, limpiándolo de toxinas e inhibiendo todos los procesos inflamatorios. Funciona no solo en el caso de resfriado, sino también, debido a sus fuertes propiedades antibacterianas, antifúngicas y antivirales, es útil en la lucha contra otras enfermedades. No existe evidencia científica, pero debido a la presencia de numerosos antioxidantes, es muy probable que también prevenga el cáncer.

Al bloquear la oxidación del colesterol malo, previene la formación de aterosclerosis y, además, contribuye a la eliminación de coágulos y obstrucciones en los vasos sanguíneos. Por otro lado, al limpiar el cuerpo de sustancias nocivas, también tiene un impacto en el estado de la piel. De ahí el uso general del cistus en el tratamiento del acné u otras enfermedades de la piel, así como el uso para rejuvenecer la piel.

Beber regularmente el extracto del cistus también aporta otros beneficios. Ayuda a combatir el olor desagradable del sudor e incluso, gracias a las sustancias volátiles contenidas en las hojas, se dice que es eficaz para repeler las garrapatas y los mosquitos.

El cistus y el adelgazamiento

Como sabemos, dos factores juegan un papel muy importante en el proceso de pérdida de peso: la desintoxicación eficiente del cuerpo y un metabolismo más rápido. El cistus sirve perfectamente a ambos elementos. El organismo purificado digiere los alimentos de manera más efectiva y reduce el riesgo de deposición de grasa, al mismo tiempo que acelera los procesos metabólicos. Además, los polifenoles contenidos en las hojas reducen los niveles de colesterol e inhiben la acción de las enzimas que contribuyen a la formación de la diabetes.

Además, los estudios han demostrado que el cistus tiene un efecto beneficioso en el funcionamiento del tracto gastrointestinal, promueve la secreción de ácidos gástricos y relaja el intestino. Cuando se sigue una dieta baja en calorías, el cuerpo puede debilitarse y aumentar la susceptibilidad a las infecciones, por lo que el efecto general de fortalecimiento y rejuvenecimiento de esta planta no es insignificante.

Por supuesto, no podemos contar con el hecho de que beber solo el té del cistus reducirá milagrosamente nuestro peso. El cistus será útil en el proceso de perder peso si lo tratamos como un apoyo. La clave del éxito es siempre un cambio en el estilo de vida – una dieta apropiada y actividad física regular. La infusión del cistus será entonces un complemento importante y facilitará obtener del efecto deseado.

El cistus – ¿cómo prepararlo y beberlo?

Por supuesto, la manera más fácil es tomar las pastillas con cistus o bolsitas de té listas para prepraralas en un vaso. Sin embargo, no tenemos una garantía de la calidad y el origen de la hierba. La solución óptima hojas secas cortadas (no de tallos), procedentes de cultivos controlados.

Verter agua hirviendo sobre una cucharadita de hierba, dejarla reposar durante unos 5 minutos bajo una tapa y luego colarla. Se puede añadir jugo de limón o miel.

Lo que es interesante, la misma porción de hierba seca se puede preparar hasta tres veces. Bebemos la infusión regularmente, dos o tres veces al día durante al menos un mes, después podemos hacernua una pausa. En general, el tratamiento debe realizarse durante unos meses.

El cistus – opiniones de médicos y consumidores

Sin cuestionar los beneficios prosaludables del cistus, los médicos enfatizan, sin embargo, que la hierba en sí, aunque acelera suavemente el metabolismo y puede contribuir a la reducción de la hinchazón, no es estrictamente un agente adelgazante. Sin embargo, tiene una serie de otras ventajas, principalmente en términos de inmunidad y purificación del cuerpo. Esto es lo que los consumidores enfatizan en sus opiniones, afirmando que tomar el cistus ha influido en su condición general, en la mejora de la piel y en un proceso de reducción de peso más eficiente.