Perder peso rápida y eficazmente no es fácil. La mayoría de las personas que han intentado hacerlo, ya han seguido dietas rigurosas o han entrenado duro. Incluso cuando lograron perder peso, después de algún tiempo volvían a pesar lo de antes. ¿Cómo adelgazar 10 kilos rápidamente y sin efecto rebote?

¿Perder 10 kilos en un mes o en dos semanas? ¡Adelgazar rápido no significa perder peso con eficacia!

Casi cada uno de nosotros sueña con poder adelgazar sin mucho esfuerzo y sacrificios. Además, muchos fabricantes de suplementos afirman que es suficiente tomar un preparado determinado para cumplir el sueño sin seguir dieta ni hacer ejercicio. Mientras tanto, hay que adoptar una cierta actitud hacia el adelgazamiento: ser consciente, sistemático y responsable. Adelgazar demasiado rápido e intensivo no solo conlleva resultados negativos a todo el organismo, sino también seguramente causará el efecto rebote. A pesar de que una figura perfecta es, sin duda, un objetivo que requiere mucho sacrificio, no tiene sentido intentar hacerlo a toda costa.

No se trata solamente de influencia negativa en la salud, sino también de la piel flácida y poco estética y, sobre todo, resultados inesperados después de terminar el tratamiento. Si, por ejemplo, como resultado de seguir una dieta, logramos adelgazar 10 kilos en 2 semanas, primero, el metabolismo frenará notablemente durante todo este período y el organismo empezará a acumular reservas de grasa. Segundo, una vez terminado el tratamiento, el organismo necesitará las sustancias que le faltaban, así que el resultado sería la sensación de hambre duradera e intensiva. El siguiente paso sería comer sin límites y ganar mucho peso en poco tiempo.

Lo que nos queda es adelgazar de modo gradual, razonable y planeado. Es importante planificar detenidamente la estrategia que se basa en introducir y mantener nuevos hábitos alimentarios y una actividad física sistemática. Seguramente todo esto no suena genial, pero solo de este modo podemos lograr resultados bastante rápidos (10 kilos en 2 meses) y, sobre todo, duraderos.

Dieta eficaz que permite adelgazar 10 kg

Nos guste o no, la dieta es lo fundamental en el proceso de adelgazamiento. No es verdad que se pueda tomar un medicamente o suplemento, comer dulces sin límites y adelgazar al mismo tiempo. No se trata de pasar hambre por razones mencionados previamente. Se trata de introducir unas reglas básicas de una nueva forma de nutrirse. Sobre todo, la dieta que permite adelgazar rápido tiene que ser una dieta variada. Hay muchos productos bajos en calorías que pueden sustituir los tradicionales. Además, no es necesario pasar hambre o comer lo mismo todo el tiempo.

Son productos tales como: avenas, copos de avena y productos de granos integrales, productos lácteos delgados, carne magra y pescado (preferiblemente cocido), verduras y frutas, semillas, nueces, pepitas.

¿Cómo adelgazar 10 kg en poco tiempo y sin efecto rebote? Aquí te relevamos unas reglas principales:

  1. Hay que planificar el menú para toda la semana, no comer cualquier alimento en un lugar accidental.
  2. Se debería comer menos porciones y con más frecuencia. Lo mejor es tomar 5 comidas más pequeñas durante el día.
  3. Comemos muy lentamente, de este modo saciamos el hambre más rápido y limitamos la cantidad de calorías que consumimos.
  4. No se puede comer entre comidas.
  5. La comida debería abundar en fibra que da la sensación de saciedad y, además, regula el metabolismo.
  6. En el menú no puede faltar mucha cantidad de verdura cruda y alguna fruta.
  7. El desayuno debería ser una comida abundante, en cambio, la última comida, la que deberíamos comer 4 horas antes de dormir, debería ser muy escasa.
  8. Hay que tomar mucha agua o tés frutales o verdes, obviamente sin azúcar.

¿Qué deberíamos comer para adelgazar?:

  • Verdura – es muy importante en el proceso de delgazamiento, ya que contiene fibra que influye positivamente en la rapidez y la calidad del metabolismo. Además, la verdura contiene pocas calorías y da la sensación de saciedad. Pueden ser col, brócoli, coliflor, pepino, judía verde, calabacín, lechuga, pimiento, tomate, soja.
  • Fruta. No obstante, alguna fruta contiene muchas calorías y tienen índice glucémico alto: plátanos, uvas, dátiles, higos, granadas, kiwi, peras, ciruelas pasas. Hay que comerlos razonablemente. En vez de esta fruta, se puede comer sin problema fresas, fresas salvajes, frambuesas, moras, cerezas, manzanas, arándanos. Hay también fruta que favorece el adelgazamiento porque frena el apetito o estimula la quema de grasa. Se trata de pomelo, piña, papaya y chumbera.
  • Productos de cereales de grano entero e integrales. Pan integral, arroz integral o silvestre, cereales sin tostar – mijo, cebada, trigo sarraceno, cebada perlada.
  • Productos lácteos – yogures naturales, kéfires y sueros de mantequilla sin sabor, también quesos blancos desnatados y semigrasos, leche desnatada.
  • Carne fresca y no transformata, mejor la magra. Pollo, pavo, conejo, carne de vaca, de venado, de ternera, de cordero, cocinados o freídos sin grasa o con poca cantidad de aceite sano.
  • Pescado fresco, asado e hoja de aluminio o cocido al vapor con verdura. Es más sano que la carne, abunda en fibra y contiene muchos ácidos grasos insaturados imprescindibles.
  • Semillas, pepitas y nueces – contienen mucha fibra con lo que aceleran el metabolismo y, al mismo tiempo, mejoran el proceso de quema de grasa.
  • Grasas vegetales, mejor en forma de aceite de oliva, de linaza o de coco.
  • Agua. No se puede adelgazar sin tomar mucha agua, unos 2 litros al día.

¿Qué no se puede comer si queremos adelgazar?:

  • Pan blanco. La harina muy refinada no contiene ni fibra ni cantidad adecuada de vitaminas o minerales, en cambio, proporciona llamadas calorías vacías.
  • Dulces. No solo contienen mucha cantidad de azúcar, sino también grasas trans y otras sustancias nocivas.
  • Quesos, yogures, sueros de mantequilla aromatizados. También contienen mucha cantidad de azucar, aromatizantes y saborizantes.
  • Sopas y salsas grasas preparadas con harina o nata.
  • Carne freída o rebozada en grasa profunda.
  • Embutidos y comida congelada.
  • Alimentos altamente procesados – sopas y salsas en polvo, muesli, papas, cereales, palitos de pan, también productos llenos de conservantes que contienen mucha sal, grasa trans, conservantes y más. A este grupo pertenecen también los productos tipo “fit” o “light”.
  • Comida basura – abunda en calorías y todos los ingredientes que favorecen engordamiento – azúcar, sal y mucha grasa malsana.
  • Refrescos. Alcohol. Contienen muchas calorías y estimulan el apetito.

Ejercicio para adelgazar – ¿cómo acelerar la quema de grasa?

Seguramente algunas personas pueden sentirse desepcionadas. No obstante, la dieta es lo fundamental si queremos adelgazar, pero no lo es todo. La mejor solución es combinar una dieta adecuada con un plan de ejercicio físico y, además, apoyarse con un suplemento de buena calidad. De este modo podemos lograr el objetivo principal – perder 5, 10 o incluso 15 kilos.

El entrenamiento aeróbico puede ser útil si queremos acelerar la quema de grasa. No es un entrenamiento duro, no requiere poner mucho esfuerzo, es adecuado casi para todo el mundo. Debería durar alrededor de una hora para que resulte efectivo. Si queremos mejorar los resultados, merece la pena combinar el entrenamiento de fuerza con el aeróbico. Puedes hacer lo siguiente: entrenar 20 minutos con pesos y, luego, 40 minutos en bicicleta estática.

El mejor entrenamiento para quemar el tejido graso es el interválico que consiste en hacer ejercicios menos exigentes y, luego, más difíciles, por ejemplo, mezclar un sprint muy rápido con correr a un ritmo moderado. No obstante, es un entrenamiento muy intensivo, dedicado más bien a las personas que llevan mucho tiempo haciendo deporte.

Cómo perder 10 kilos rápido – suplementos

Como ya hemos mencionado, tratamiento adelgazante exige seguir una estrategia bien pensada y solo en este caso podrá ser eficaz. Los elementos fundamentales de esta estrategia son dieta, actividad física y un suplemento bien elegido que desempeñe el papel de un apoyo.

En cuanto al suplemento, puede ser un termogénico comprobado o quemador de grasa basado en ingredientes naturales. Este tipo de suplemento es, por ejemplo, Fast Burn Extreme que frena el apetito, estimula el metabolismo y acelera la reducción del tejido graso acumulado. Al realizar detenidamente todos los elementos de nuestro plan, podremos lograr la figura esbelta en poco tiempo.